RESEÑA | Black Adam: ¿La cinta que marca el resurgimiento del Universo de DC?

Dwayne «La Roca» Johnson no mintió cuando declaró que la jerarquía de poder en el universo de DC estaba a punto de cambiar. Pude ver la cinta días antes de su estreno y nada mejor que en una pantalla IMAX. La nueva cinta de Warner Bros/Discovery nos narra que casi 5.000 años después de haber sido dotado de los poderes omnipotentes de los antiguos dioses -y encarcelado con la misma rapidez-, Black Adam (Johnson) es liberado de su tumba terrenal, listo para desatar su forma única de justicia en el mundo moderno.

Dwayne Johnson trabajó 10 años para lograr que este proyecto viera luz, tras negativas del estudio y de las personas a cargo en ese momento. Dwayne lo consiguió, no solo logró traer una gran película a la vida, también una buena historia. Esta cinta se siente como un reinicio, pero también como algo fresco e innovador que puede mezclar estilos. La cinta parece tener una inspiración de algún tipo en el trabajo de Zack Snyder en «Man Of Steel» y «Zack Snyder’s Justice League«, pero quitando los puntos negativos que causaron mala recepción por parte de algunos fans, y también toma inspiración del trabajo de Marvel Studios, ya que la cinta se presenta como una electrizante historia con un argumento sólido.

El personaje de Black Adam, para aquellos ajenos a los cómics, es presentado como un villano aunque tiempo después con la salida de «New 52«, el cambio hacia este personaje se abordó no tanto tratándolo como un villano, sino como un anti-héroe o un héroe de moral flexible que no temía quebrar las reglas para cumplir sus objetivos. Y es justo esta idea, lo que rescata el filme. Black Adam o Teth Adam era un personaje olvidado por el estudio, que no veía interés ni rentabilidad en un personaje de este estilo y ahora, Dwayne Johnson puede demostrarles lo contrario. ¡Y pensar que todo inició cuando al actor se le etiquetó vía Instagram en un Fan-art visionándole como el personaje!.

A nivel argumental y guión, la cinta es energética además que mantiene un gran ritmo. La cinta era visionada en una clasificación R o mejor dicho, para público mayores de edad y muchas escenas de acción lo demuestran. Aún así se manejó que después se bajara su clasificación a PG-13 para así llegar a más gente, aprovechando al máximo este apartado. Junto a esto, el mundo que presenta es rico y vasto. Conocemos el país ficticio de Black Adam, Kahndaq, y su importancia que es vital para tener un entendimiento completo del personaje de Johnson. La cinta también emplea momentos de humor, y esto no necesariamente implica que sean malos. Usan chistes básicos, pero no llegan al nivel de humor como Marvel Studios con Thor Love and Thunder. El primer acto de la cinta es enganchante y maneja un gran estilo visual, el segundo acto parece tropezar en su narrativa pero logra mantenerse en pie, y el tercer acto y el clímax de la cinta son bien logrados, a excepción de un momento que se siente innecesario.

Además, la cinta presenta por primera vez al grupo de héroes conocido como «The Justice Society of America« o «La Sociedad Americana de Justicia«, mejor conocida como la JSA. Un grupo de héroes apartados de la Liga de la Justicia integrados por Hawkman (Aldis Hodge), Dr. Fate (Pierce Brosnan), Atom Smasher (Noah Centineo) y Cyclone (Quintessa Swindell), que son excelentes tanto individualmente como en grupo y la química entre ellos es precisa para la historia, aunque muy ambigua en cuanto a los detalles de sus respectivos orígenes.

En cuanto a las referencias al universo DC, hay múltiples guiños a personajes que son pilares dentro de DC como lo son Wonder Woman, Batman, Superman, Aquaman y Flash. Incluso parece que el videojuego «Injustice 2» podría existir en el universo cinematográfico de DC, además que tenemos las apariciones especiales de Viola Davis como Amanda Waller, Jennifer Holland como su personaje Emilia Harcourt en la serie Peacemaker y Djimon Hounsou como El antiguo hechicero Shazam, a quien vimos en la cinta de Zachary Levi del superhéroe del mismo nombre en 2019. Y como un extra y excelente agregado, una referencia a «El bueno, El malo y el feo» de Clint Eastwood.

En cuestión técnica debo mencionar que Dwayne Johnson supo colocar perfectamente a la gente correcta en el lugar adecuado. Y un ejemplo de varios que mencionaré es: El director y productor, Jaume Collet-Serra quien ha trabajado en películas como «La Huérfana«, «Sin Identidad» y «La casa de cera«. Otro ejemplo y que destaca enormemente para mí es el compositor de la banda sonora, Lorne Balfe, quien ha trabajado en el departamento de música para «El caballero de la Noche«, «Sherlock Holmes Games of Shadows» y como compositor solista en películas como «Megamente» y «LEGO Batman Movie«. Los guionistas Rory Haines, Sohrab Noshirvani y Adam Sztykiel, quienes a pesar de no tener una gran trayectoria en la industria cinematográfica hacen un excelente labor trayendo la historia del antihéroe de DC a la vida.

En conclusión, Black Adam es una electrizante infusión de acción para un antihéroe en DC, un cambio a favor para más historias de tipo, una mirada que cambia el juego a favor de DC, si juega bien sus cartas.

Y un extra, esperen un poco para salir de la sala al terminar la cinta, hay una escena post-créditos que seguramente sacará un grito a los fanáticos del universo DC.

Compartir:

Diego Serna

Cinéfilo, geek, gamer, fan de series y superhéroes, amante de todo lo relacionado al cine y tecnología, gamer, warsie, trekkie, lector y coleccionista

Deja tus comentarios