“¡A Mí, Mis X-Men!»: Reseña De X-Men ’97

Hoy concluyó uno de los mejores productos que trajo de vuelta la serie animada con la que muchos crecimos con nuestros mutantes favoritos.

Sinopsis: Tras la partida de Xavier, los X-Men, desorientados en un mundo hostil, buscarán realizar su sueño, enfrentándose al dilema de seguir a Magneto.

Las Controversias

Hablemos de las controversias previas al estreno de esta serie. Primero, los cambios en algunos mutantes, como Rogue y Storm, cuyo diseño evita la sexualización. Además, la revelación de Morpho como persona no binaria, un tema que ni siquiera debería discutirse, considerando su habilidad de transformarse en cualquier persona.

Pese a ello, ha cambiado para mejor, los X-Men siempre han sido una clara metáfora de la discriminación. Olvídense por un momento de los trajes y las habilidades. Sus conflictos vienen de una sociedad indispuesta a respetarlos y vivir en armonía junto a ellos.

Y la última controversia, quizás la más relevante para el futuro, el despido del escritor principal, productor ejecutivo, Beau DeMayo, que a una semana del estreno de la serie fue despedido. Ni DeMayo o Marvel han dado algún comunicado referente a la circunstancia de su despido.

Lo cual parece preocupante, por que se ha demostrado semana con semana desde su estreno, que DeMayo entiende bien a los X-Men, se nota que leyó los cómics y sabía cómo podía incorporar esos elementos con nuestros mutantes favoritos mejor representados que nunca.

DeMayo ha confirmado que trabajó en guiones para una segunda temporada y tenía ideas para la tercera hasta su despido, aún así ha sido de los principales en hablar vía Twitter sobre cada capítulo o incluso dar una guía sobre los episodios a los que prestar atención de la serie original.

En fin, respecto a esta última controversia, ojalá hagan como en el caso de James Gunn, porque un escritor como DeMayo pocas veces se han visto en Marvel.

Magneto tenía razón

El regreso de los mutantes no pudo darse en un mejor tiempo, ya que, admitámoslo, el año pasado no fue el mejor para Disney/Marvel en cuanto a sus producciones. Y su regreso no solo juega con la nostalgia, por fin tenemos a los mutantes explotando sus habilidades en todo su esplendor, cosa que era muy difícil lograr en las películas.

En esta serie por fin cada mutante tiene su momento de brillo e incluso pequeñas interacciones entre ellos te dicen todo sobre sus personalidades. Un ejemplo, Nightcrawler, que logra ser exactamente como en los cómics y cómo usa su habilidad tanto en su día a día como en combate, e incluso su lenguaje o las lecciones que deja a los demás, es simplemente estupendo.

Por poner otros ejemplos, Morpho transformándose en diferentes personajes de Marvel. Magneto demostrando porque es un mutante nivel Omega junto a Storm, hasta esa gran combinación que hacen Wolverine y Gambit.

Me parece espectacular como la serie logra incorporar cosas nuevas, teniendo referencias, pequeños detalles e historias, hasta cameos que nadie habría pensado ver sin dejar a un lado lo que hace extraordinarios a los mutantes. Hay una cantidad infinita de detalles maravillosos como el constante cambio que sufre la introducción, personajes de fondo con historias como la pareja en el episodio 5, entre muchas otras.

De la animación en resumen podemos decir que es un deleite visual. Es toda una hazaña que el equipo de animación haya logrado ser fiel al estilo de los noventa pero también supieran jugar con los elementos modernos de la animación, sin abusar del CGI, siendo mayormente dibuja a mano y que se nota.

Otra hazaña que logra todo el equipo detrás de la serie es ser fiel al material original pero ser lo suficientemente creativos para trabajar, además de saber cuando tomar riesgos, ya que pese a que es una serie animada y algunos asumirían que es para niños.

La serie logró lo que la original no se atrevía, poner en un constante y auténtico peligro a los X-Men (vaya, todos quedamos devastados emocionalmente tras el capítulo 5) es algo que en verdad se agradece ya que hace trágicamente realista su universo.

En conclusión, «X-Men ’97» se presenta de una manera espectacular. Demostrándole a Marvel y sus espectadores que aún con sus tropiezos puede entregar un majestuoso producto con el equipo correcto, si les da las libertades creativas para hacerlo realidad.

Compartir:

Diego Serna

Cinéfilo, geek, gamer, fan de series y superhéroes, amante de todo lo relacionado al cine y tecnología, gamer, warsie, trekkie, lector y coleccionista

Deja tus comentarios